¿te gusta Pecash World?

miércoles, 8 de febrero de 2012

Pues sí, ¡estoy orgullosa!

Comparto hoy con vosotr@s un vídeo realizado por voluntarios y voluntarias de la Cruz Roja, en este caso, en su sede de Vitoria.
Aparece mi madre... y cada vez que lo veo, me emociono, porque SI, estoy orgullosa de que ella sea voluntaria... y que con su tiempo ayude a otras personas, aunque a ella le sorprenda que yo me enorgullezca, a mí me parece que con poquito se puede hacer mucho, y ella sabe que ha ayudado a gente, aunque no se lo parezca....
 a Cosme le bastaba con muy poquito, un paseo, algo de conversación y compañía, ¡ya es mucho! y es el tiempo y dedicación de los voluntarios.




Caminando por la vida
comprendí que lo importante,
no es saber lo que uno tiene
es saber lo que uno vale.

que no es cierto esto que cuentan
tanto tienes tanto vales
que no importa cuanto caigas
lo mas grande es levantarse
 
...

7 comentarios:

{ Nina Designs } dijo...

Que bonito Marian!

maria eugenia dijo...

Gente como los voluntarios hacen que la vida de los enfermos y personas menos afortunadas sea mejor... felicidades a tu madre.. y a tí por ser su hija

maba dijo...

cómo para no estar orgullosa!!

un besazo a tu mami y a todos los voluntarios

(y a ti, claro ;)

sora dijo...

Es para sentirte orgullosa si señor!!!

Moda y un poco más dijo...

qué maja, es una acción preciosa!!!

Un besote
(www.modayunpocomas.com)

María dijo...

Mira qué salada tu mami...puede q sea la de las escaleras con nariz de payasete???
Besos

Chica dijo...

Ja, ja, ja, amor de hija!!!